Razones para acudir al fisioterapeuta

Fisioterapeuta en Barakaldo

La sociedad actual está caracterizada por un ritmo de vida elevado y, en ocasiones, con una vida sedentaria; esto provoca que nuestras articulaciones sufran y, por lo tanto, sintamos ciertas dolencias que creemos normales y nos acostumbramos a vivir con ellas. Pero nada más lejos de la realidad, el dolor es la manera que tiene el cuerpo de avisarnos de que algo no está bien, ningún dolor es normal y por ello, es importante acudir a especialistas que nos ayuden a tratar las dolencias y prevenir futuras lesiones. 

¿Por qué ir al fisioterapeuta?

Cuando no hacemos caso a nuestras dolencias o las tratamos con medicamentos o productos antiinflamatorios sin recomendación de un especialista, seguimos desgastando y maltratando la zona afectada lo que pueda acarrear en problemas de salud futuros que pueden solucionarse con el tratamiento de un profesional. 

Las actividades realizadas en nuestro día a día provocan que nuestro cuerpo y nuestras articulaciones pierdan movilidad, por ello es importante contar con tratamientos de medicina preventiva como los que lleva al cabo el fisioterapeuta con el objetivo de ralentizar este proceso de pérdida de movilidad y conseguir de esta manera que no llegue a provocar lesiones.

En este artículo os vamos a hablar de las razones principales por las que se debería ir al fisioterapeuta para prevenir y cuidar nuestra salud. 

¿Cuándo acudir a un fisioterapeuta?

La respuesta más obvia sería tras una lesión. Existen múltiples lesiones y por diferentes razones, por lo que es importante acudir a un especialista que evalúe la situación y lleve a cabo el tratamiento adecuado para tratar las dolencias del paciente. Acudir a tratamientos de fisioterapia nos facilitará una vuelta rápida a nuestra vida cotidiana. 

El fisioterapeuta realizará un diagnóstico completo, es decir, valorara la lesión teniendo en cuenta todas las articulaciones que puedan estar relacionadas directa o indirectamente con la lesión. 

Esto se realiza debido a que la estructura del cuerpo provoca que en ocasiones un dolor en un lugar concreto, quizás es provocado por una lesión que realmente tenemos en otra parte de nuestro cuerpo. Por ejemplo, un dolor en la pierna izquierda puede estar provocado por un esguince en el tobillo derecho que nos obliga a forzar la pierna izquierda. 

La prevención es un factor muy importante para acudir al fisioterapeuta. El sobreesfuerzo o una postura incorrecta en las tareas diarias provocará malestar y lesiones en nuestro cuerpo, por esta razón, el fisioterapeuta podrá aconsejar de manera personalizada sobre posturas correctas o ejercicios que se pueden llevar a cabo para fomentar buenos hábitos y prevenir lesiones, y, por lo tanto, tener una mayor calidad de vida. 

Los fisioterapeutas también ayudan a aquellas personas que realizan unas actividades concretas, aconsejándoles y ofreciéndoles ejercicios que les ayude a fortalecer las zonas más sensibles o más propensas a sufrir lesiones. 

¿Cada cuanto se debe ir al fisioterapeuta?

Durante todo el artículo os hemos hablado de la medicina preventiva, por esta razón, no se debería esperar a tener dolencias para acudir al fisio y se debería hacer de manera regular para que el fisioterapeuta pueda evaluar el cuerpo y ayudar a prevenir futuras dolencias o lesiones. Para aquellos que realizan actividades deportivas o que requieran de un esfuerzo físico elevado las sesiones con el fisioterapeuta deberían ser imprescindibles. 

En el caso de tener lesiones o dolencias, acudir a una clínica de fisioterapia cuanto antes evitará problemas mayores y acelerará el proceso de recuperación. 

En Centro Físico contamos con profesionales especializados en las diferentes materias dentro de la fisioterapia.